Aletea América el humo de La Máquina

 

CANCHA

Luis Homero Echeverría. Y el Clásico Joven volvió a ser del América.

Las Águilas ligan ya tres años de dominio en los partidos ante Cruz Azul para comenzar a gestar otra etapa de dominio como la que tuviera en la primera década de este milenio.

Ahora fue por 2-0, para una victoria de respiro al momento actual del cuadro americanista y de su técnico, Ricardo La Volpe.

Al minuto 29 en servicio en tiro de esquina de Michael Arroyo por izquierda llegó el remate con la testa de Oribe Peralta para mandar el esférico a la red, con una falta de por medio de Bruno Valdez sobre Christian Giménez que no marcó el árbitro, César Ramos Palazuelos.

Con el gol que no debió contar, América apagó el ímpetu que mostró Cruz Azul en los primeros minutos.

Los celestes tuvieron una ocasión de oro en descolgada de Jorge Benítez, pero en disparo de primera Agustín Marchesín rechazó con la pierna.

Y en el segundo tiempo también tuvo una dentro del área en un servicio del “Chaco” Giménez a Martín Cauteruccio que se estampó con la zaga amarilla.

América presionó hacia el final del juego y producto de su ofensiva el central celeste Enzo Roco se ganó la expulsión por acumulación de amarillas.

Las Águilas contragolpearon y Cruz Azul quedó a la espera de alguna jugada milagrosa que no llegó.

Lo que si llegó fue el error de su defensa Julio César Domínguez al dejar a merced el balón del pase filtrado hacia Oribe, quien acomodó el esférico y cruzó a Jesús Corona para el segundo.

La Volpe respira. América ganó el Clásico y, como otros tantos equipos en este torneo, evidenció el proyecto de Cruz Azul llamado Paco Jémez.